sábado, 14 de junio de 2014

Bajo la misma estrella

  • The Fault in Our Stars 
  • John Green 
  • Primera edición: 2012 
  • Pelíc---no, digo, Novela. 
Aviso: esta reseña tiene spoilers hasta en la puntuación, así que tomen sus precauciones (digo, tampoco es como si la trama fuera especialmente impredecible).

“Hazel Grace tiene 16 años, es súper divertida, vegetariana, sarcástica, creativa, le gusta la poesía, ver reality shows, dormir mucho y se ha enamorado de Augustus Waters (Gus), un joven muy guaaaapo que vive rodeado de metáforas. Ambos se aman un montón, así como wow, pero la vida no es una “máquina de cumplir deseos” L y su amor no puede ser: ambos tienen cáncer y la muerte los persigue y así. Definitivamente las aventuras y etapas que tienen que superar juntos nos destrosan el corazón mientras vemos como sus caminos se separan más y más por las infranqueables barreras de la muerte y pues ya no están juntos y así. Una historia CONMOVEDORA, lloré un montón, ideal para aprender sobre el amor, la familia, la muerte y pz todo lo demás”. 
Ajá. 

¿Saben lo que merece un libro de amor genérico? Pues justo lo que acabo de escribir: reseñas genéricas, mal estructuradas y repetitivas, en donde todo es “conmovedor” y “definitivo”, donde todo vale la pena, donde no hay fallas, donde “lloré por media hora”, donde no hay ni un ejemplo textual de cómo es conmovedor, y donde lo que importa es una opinión sin ningún tipo de criterio. 

Antes de que se vayan a comentar por lo menos terminen de leer. 

¿Qué puedo decir sobre Bajo la misma estrella que no se haya dicho ya? Todos ya sabemos que es un libro muy original y yo lo apoyo, me parece que sólo he leído esta historia de “chic@ conoce chic@/se aman/no pueden estar juntos por algo fatal” unas… no sé… doscientas veces en los últimos cuatro años, más o menos. Pero claro, ya sabemos que “nada es original, osea”, así que, por eso mismo, se supone que es muy válido contar la misma historia gastada y pretender que los personajes cancerosos y moribundos le dan un giro totalmente diferente al asunto. Además no es cualquier cosa, digo, habla sobre “La Muerte” y temas muy espinozos a los que no estamos acostumbrados. ¿Qué se supone que piensan de John Green?, ¿de verdad creen que nadie había hablado antes de cáncer o que nadie había matado nunca a un personaje canceroso? Leyendo muchas reseñas me he encontrado con las mismas frases una y otra vez: “no es como todas las otras historias de cáncer”, “se sale del género del cáncer”, “no es una típica historia de cáncer”. ¿Desde cuándo se supone que el cáncer es un género?, ¿género de qué? A esto le sigue una pregunta todavía más urgente: ¿Cuáles son las típicas historias de cáncer?, ¿cuáles son las otras historias de cáncer? Si lo saben, por favor nombren tres libros que sea clasificables como “típica historia de cáncer”, que tenga relevancia literaria, señalen las características que los hacen “típicos” y díganme cómo es que Hazel y Augustus no son meros estereotipos no de gente con cáncer, pero sí de “gente enferma” en general. 
Leí esta novela con poco interés, es cierto, pero sin mala fe y con mucha atención. Algo que convoca a un público tan variado y logra un fenómeno tan grande sólo puede significar dos cosas: es muy bueno o muy cliché, por desgracia resultó lo segundo. Comencé a tener esperanzas en la página cinco, Hazel parecía un personaje que lograría desarrollarse de manera efectiva a medida en que la historia avanzara, y esto se lograría con mucho sentido del humor. Pero, entre la página cinco y la veinte, tres cosas sucedieron: Hazel resultó tener una caracterización sinceramente incoherente, John Green utilizó catastróficamente mal el término hamartia y Agustus Waters dijo esto:

—Los cigarrillos no te matan si no los enciendes —me dijo mientras mi madre se acercaba al bordillo—. Y nunca he encendido ninguno. Mira, es una metáfora: te colocas el arma asesina entre los dientes, pero no le concedes el poder de matarte. 

La frase tiene la intención de declarar a Augustus como una ser sabio, una persona llena de claridad mental e ingenio desbordante, pero vista desde lejos sólo me produce la noción de que es un ser pedante. ¿Una metáfora?, ¿metáfora de qué, señor asombrosamente guapo? Claro, no hay ninguna clase de explicación a lo que este joven puede llegar a entender como “metáfora”, en realidad el libro no da explicaciones a casi nada, lo que lo lleva a no concluir (e incluso a no iniciar algo de verdad). Podría llenar un libro hablando de cómo esta novela funciona como claro ejemplo de chantaje emocional, de cómo su utilizan los axiomas y su poder para impresionar, pero considero que esto no nos llevaría a nada y que todos preferimos la accesibilidad de una reseña (que en este caso es más bien larga). Así las cosas, a continuación les dejó algunos puntos que creo importantes que tomen en consideración si están dispuestos a leer este libro, o que deberían tomar en cuenta si ya lo leyeron y de verdad quieren ir por el mundo diciendo que “leen muuuucho” y “es lo mejor que les ha pasado en la vida”.

· Ausencia de una trama verdadera y carencia de cierre en las diversas historias narradas. Si ya leyeron el libro, realicen el siguiente ejercicio: resuman la trama de Bajo la misma estrella en una sola oración. Pueden iniciar con un “Es la historia de…” y continuar a partir de ahí. Ahora, a la manera más tradicional, ¿qué ven ahí?, ¿pudieron hacerlo en un primer intento o ahora están rascándose la cabeza en busca de una manera de resumir los muchos fragmentos aislados que componen el libro? Para quienes no lo han leído, les daré mi resumen personal: es la historia de los últimos meses de vida de Augustus Waters, contada por su novia, Hazel Grace. Eso es todo. Sí, es cierto, hay un viaje a Ámsterdam, hay una ida a un museo, una visita a un escritor demente, un grupo de apoyo y un funeral. Pero esto es simple relleno, la historia sigue una línea básica, inicia en A y termina en B, con pequeños botes en el camino pero sin ninguna hazaña estructural en medio. Las diversas historias que se van creando a lo largo del libro no llegan a una resolución verdadera, muchos de los personajes creados terminan siendo meras catapultas para llegar a la siguiente gran frase célebre. Pensemos, por ejemplo, en Mónica o en Peter Van Houten, el “recluido autor de An Imperial Affliction”, la primera es sólo una desgraciada, la que dejó a su novio ciego por no poder tolerar la desgracia (nunca sabremos bien su versión), y el segundo un alcohólico sin redención. Siendo que An Imperial Affliction es un recurso tan importante para que toda la trama se desarrolle, me sorprendió mucho ver la manera en que John Green literalmente bota al autor de la novela ficticia sin ninguna clase de perdón: su historia personal no importa, sólo permanece bebiendo y siendo un trampolín para llegar al final. Al decir “trampolín” me refiero a que sólo es una excusa para que sucesos más “memorables” y “conmovedores” sucedan: el viaje a Ámsterdam no concluye la pregunta “¿qué pasa con la madre de Ana/qué pasará con la madre de Hazel?”, pero sí termina con los adorados adolescentes teniendo improbables momentos románticos. Una vez que Van Houten ha sido lanzado al olvido de los personajes secundarios, el problema maternal se resuelve de la manera más sosa posible: “Bueno hija, si mueres me haré trabajadora social y viviré de recuerdos”, un verdadero alivio, claro. Toda la historia gira alrededor del binomio Augustus/Hazel, y en cuanto los acontecimientos alrededor de ellos dejan de ser favorables para su fatídico romance, o cuando simplemente dejan de importar, el círculo narrativo se cierra de manera apresurada (el auto de Mónica recibe un cargamento de huevos, la exnovia muerta sólo es un pretexto para hablar sobre ser una granada). Los capítulos aislados no construyen una historia memorable en su conjunto: ¿qué puede recordarse de un libro construido de fragmentos? Más fragmentos, muy “bonitos”, sí, pero fragmentos a final de cuentas.

· Caracterización pobre: carencia de polifonía, discurso monológico, todos los personajes son iguales. Para Bakhtin, la novela se caracteriza por ser dialógica. Esto no quiere decir que literalmente haya un dialogo entre los personajes, sino que cada personaje tiene una personalidad única que se caracteriza por un discurso propio. Esta “personalidad” tiene que ver con su manera de ver el mundo, así como su posición ideológica y social, y todo esto se expresa a través de sus palabras. Con la presencia de muchos personajes bien caracterizados, en teoría, deberíamos encontrarnos ante una polifonía donde muchos discursos se cruzan y se debaten, ante una novela polifónica. En dicha novela no existe una voz objetiva o autoral que dirija el discurso, sino que estamos ante un mundo en que todos los personajes, incluyendo el narrador, poseen su propia consciencia discursiva. Todos los discursos son diversas interpretaciones del mundo, respuestas a otros discursos, y pelean en contra de lo monológico, el discurso asilado y “oficial” que no permite múltiples interpretaciones. Así pues, la caracterización de un personaje, el establecimiento de su personalidad, depende de su discurso. ¿Podemos considerar los discursos de Hazel, Augustus, Issac, y Peter (por mencionar algunos) como ejemplos claro de lo polifónico? Seamos honestos: por supuesto que no. El texto es un ejemplo de lo monológico a niveles angustiantes. El parámetro del discurso que encontramos en Bajo la misma estrella lo podemos identificar en Hazel. Se supone que ella es única por su extraña y poca creíble mezcla de ingenio, sarcasmo, y sabiduría. Es la chica que puede ver America’s Next Top Model y recitar a T. S. Eliot en un intervalo menos a veinticinco páginas. Pero en realidad no existe nada que nos indique que ella es especial, no existe ninguna relación por contraste en la que su visión del mundo se ponga a discusión con la de los demás personajes. Todos hablan exactamente igual, todos tienen la misma visión irónica e ingeniosa del destino final de la vida humana: no importa si es su madre, un taxista, una enfermera, un perfecto extraño o la misma Hazel. Todos los discursos que podemos localizar en la novela están marcados por un aura mística y sabia; todos son torrentes de sabiduría e ingenio que debemos tomar en cuenta. ¿Cómo puede ser Hazel diferente, cómo puede ser su discurso único, si todos hablan justo como ella? Veamos las siguientes tres citas y díganme quién dice qué cosa y en qué se supone que se diferencian:

1. Ámsterdam es como los anillos de un árbol: Se hace más viejo a medida que te acercas al centro… Algunos turistas piensan que Ámsterdam es la ciudad del pecado, pero la verdad es que es la ciudad de la libertad. Y en la libertad, la mayoría de las personas encuentran el pecado. 

2. Llegará un día en que todos nosotros estaremos muertos. Todos nosotros. Llegará un día en que no quedará un ser humano que recuerde que alguna vez existió alguien o que alguna vez nuestra especie hizo algo. No quedará nadie que recuerde a Aristóteles o a Cleopatra, por no hablar de vosotros. Todo lo que hemos hecho, construido, escrito, pensado y descubierto será olvidado, y todo esto habrá existido para nada. Quizá ese día llegue pronto o quizá tarde millones de años, pero, aunque sobrevivamos al desmoronamiento del sol, no sobreviviremos para siempre. Hubo tiempo antes de que los organismos tuvieran conciencia de sí mismos, y habrá tiempo después.

3. Creo que el universo quiere ser observado. Creo que el universo está improbablemente predispuesto a favor de la conciencia, que recompensa la inteligencia en parte porque el universo disfruta de su elegancia siendo observado. ¿Y quién soy yo, viviendo en medio de la historia, para decirle al universo qué eso, o mi observación de él, temporal?

No, no voy a decirles quién dice qué cosa, pero sí puedo decirles que la polifonía no puede existir en un libro donde todos están de acuerdo y actúan igual. Sí, es cierto, existen personajes como Patrick que pretenden crear un cierto contraste, pero se vuelven tan irrelevantes que la pretensión no se culmina. 

Al decir que “todos están de acuerdo”, me refiero a que todos aprueban las mimas ideologías con respecto a temas centrales como el amor, la familia y la muerte. Todos parecen aceptar el olvido y la podredumbre como algo que no está a discusión. En algún punto de la trama, Hazel declara que ella y Augustus eran “muy diferentes”, pero no puedo dejar de preguntarme en qué se supone que lo eran (si los dos son muy divertidos y sarcásticos y “Dios, son sexis”). En realidad, son la misma entidad (son igual de molestos) y lo único que los vuelve “diferentes” es su género. Pretendemos que son seres sumamente opuestos porque él es muy guapo y ella “nunca fue la gran cosa”, porque él se ha recuperado y ella sólo tiene días extras gracias a una droga, y, sobretodo, porque él tiene una visión de vida en la que se debe morir “por una gran causa universal y ser recordado siempre” mientras que Hazel sólo cree en la transitoriedad y en el impacto de una vida en otras vidas cercanas. En resumen, él cree en lo universal y ella en lo particular. Ésa es su gran diferencia, ése es el debate de sus discursos, pero ¿de verdad lo es? Si nos remitimos al final, el peor final que he tenido que leer para ser franca, encontramos que Augustus no tiene gota de respeto o dignidad por sus propias ideas. Sus últimas palabras le conceden la razón a Hazel, su lucha discursiva, que en realidad sólo aparece en tres ocasiones, no concluye (qué sorpresa) sino que simplemente es dejada caer por uno de ellos. Así, lo monológico prevalece, la voz autoral no se esconde nunca, sólo encuentro una y otra vez a John Green lanzando agudezas en toda oportunidad.

·Uso desastroso del aparato intertextual (hamartia, axiomas, y otras tantas fallas del discurso). Tengo una duda razonable: ¿creen que las personas que estudiamos letras vamos por el mundo recitando poemas a diestra y siniestra? Porque, ¿adivinen qué? Hazel estudia Poesía Norteamericana y eso es justamente lo que hace, va diciendo poemas por aquí y por allá. Si no están familiarizados con el término “intertextualidad” les daré una definición básica: todo aquello que relaciona, manifiesta o secretamente, a un texto con otros. Es decir, la cita, la alusión (nombrar un poema o libro de pasada) y el plagio (robar una idea ajena y decir que es tuya, sí queridos, la intertextualidad sí “es pecado”) se consideran intertextualidad. Ahora bien, entablar esta relación no es algo gratuito, la idea de mencionar un determinado título literario dentro de otro texto tiene como objetivo el que ese título aporte algo en la trama. Si tu personaje está tratando de resolver quién mató al perro de la vecina y en el camino le da por resumir Los perros de Baskerville, de Conan Doyle, su referencia tiene plena razón de ser. En cambio, si a Hazel le da la gana recitar “The Love Song of J. Alfred Prufrock”, de T. S. Eliot, “An Imperila Affliction” de Dickinson, o “The Red Wheelcar”, de William Carlos Williams, así como referirs a “Howl” de Ginsberg o a Julio César de Shakespeare, su intervención no aporta nada a la narrativa (excepto intentar justificar el título, aunque no se da una verdadera explicación de por qué la falla tendría que estar en las estrellas y no en nosotros). La chica tiene una memoria descomunal y a su novio le gusta escucharla recitar, porque eso la hace “muy sexy”. Pero la inserción de los poemas tiene absolutamente nada que ver con lo que se narra, excepto, tal vez, “Prufrock”, y aun así resulta difícil saberlo, porque el texto no lo explica. Puede que Hazel tenga una inteligencia privilegiada, todos lo dicen, pero ella no lo demuestra. Los poemas mencionados no reciben ningún nivel de análisis, ni siquiera uno básico. Sólo están ahí para recordarnos lo irresistible que es Hazel, para que Augustus le diga que “es asombrosa”, pero no para ser utilizados, no se les hace ningún tipo de justicia. Los lectores más jóvenes pueden acercarse a buscar estos poemas, pero los citarán sin ningún tipo de interpretación, ligándolos, de manera nefasta, con un momento cursi de la novela. Además, las referencias a estas obras crea una incoherencia enorme en Hazel: no es como si fuese lista y sarcástica al mismo tiempo, sino que da saltos absurdos en su discurso, pasa de tener la inmadurez propia de los dieciséis años a la sabiduría de los ochenta de manera vertiginosa.

Hablando de malos usos, algo similar ocurre con términos como hamartia. Debo admitir que cuando Hazel dijo que significa “Un error fatal” casi se me colapsa la cabeza. La definición no está tan errada en un principio, pero a medida en que avanza la novela Green la continua utilizando como si fuese sinónimo de “tragedia”, y eso sí no se puede pasar por alto. Hamartia es un error fatal, sí, pero es cometido por ignorancia o falta de información. Un ejemplo por excelencia es Edipo Rey, ya saben el tipo que mata a su pare, se acuesta con su madre y se saca los ojos, todo eso es cometido por hamartia, porque no sabe que su padre es su padre, que su madre es su madre, y que él mató al rey. Pero Bajo la misma estrella insinúa que los personajes sufren de alguna extraña instancia de “hamartia”, una donde, al parecer, el cáncer es un error por falta de información… lo que sea que eso pueda significar.

Finalmente, tenemos el uso descarado de axiomas. Como ya señalé anteriormente, el discurso de todos los personajes es exactamente igual porque todos parecen maquinas productoras de grandes frases. Un axioma es una premisa que parece ser tan evidente que se acepta sin mayor consideración (y con la cual podemos hacer playeras, cuadernos, pumas, pulseras). Pensemos en una de las frases más citadas de todo el libro: 

El dolor demanda ser sentido.

Digamos que “dolor” es A y “sentido” B. Si eliminan esos dos y los reemplazan por cualquier otra cosa (y establecemos que la preposición y el tiempo verbal son variables), lo que sea, igual seguirá siendo una frase “llena de verdad”:

La felicidad demanda ser buscada.
La vida demanda ser vivida.
La sabiduría demanda ser hallada. 

E incluso si no suena trascendente y espiritual… igual está llena de verdad:

La comida demanda ser cocinada.
Las vacas demandan ser ordeñadas.

La mitad de las novelas de Coelho se caracterizan por el uso de estas frases, su esencia de “verdadero” es francamente discutible y hay una máquina que las hace sin esfuerzo alguno. Cabe señalar, además, que la frase más memorable de la novela: “¿Okay? Okay” no es un axioma, sólo una idiotez. 

· Tratamiento fútil de los temas centrales y sentimientos de plástico. ¿Por qué una personalidad “tan fuerte” como la de Augustus se dejaría vencer por Hazel? Por amor, claro. Ahora, ¿en qué momento del siglo XX el amor se volvió una relación de obediencia donde la sección femenina no da nada y lo recibe todo?, eso permanece como un misterio. La trama romántica contemporánea se caracteriza porque ella no es perfecta pero él la ama tal y como es. Admitamos que, si ya leyeron el libro, lo cerraron pensando “¡Quiero un Augustus!”. Olvídense de aquello de que el amor exige trabajo y sacrificios, sí él no las acepta con todo y sus defectos más molestos, ¿para qué lo quieren? Esta posición explica el hecho de que la mitad de las parejas adolescentes se juren amor eterno a los dos días y no duren más de cinco meses: el amor ya es de plástico. El tema “amor” dentro de Bajo la misma estrella no exceptúa estas nuevas reglas del juego. ¿Hazel sacrifica algo por Augustus? No, pero, por el contrario, él sacrifica todo lo que tiene por ella. Sus movimientos están calculados para ofrecerle felicidad. Sí, podríamos decir que el hecho de que ella no se separé de él en sus últimos días de vida (sí, lo siento, spoiler, pero era bastante obvio desde el segundo capítulo, ¿saben?) es prueba de amor y sacrificio, pero yo no dejo de preguntarme si lo hace por él o por ella misma. Después de todo, no quiere “ser Mónica” y, además, ella también va a morir, así que estar a su lado no representa una prueba inconmensurable de amor tanto como de compromiso forzado.

Más aún, se supone que estamos frente a un libro que nos habla de personajes con cáncer, donde la enfermedad los afecta a ellos y a sus familias a cada segundo. Pero la verdad es que las familias remiten a un muestrario de muebles de cocina, esas fotografías donde todo es ideal, y el cáncer, el universo que esa enfermedad involucra, nunca es explorado. Por la manera en que toman todo el asunto, tanto Hazel como Augustus, o el mismo Issac, podrían tener cualquier otra enfermedad. Por capítulos enteros Hazel parece tener asma y no un terrible problema pulmonar. El físico de los personajes aparece por fragmentos (pero la descripción se reduce a “estaba muy delgad@”), las heridas son siempre visibles pero nunca discutidas: ¿de verdad importa el cáncer aquí? No lo creo. El discurso de los tres adolescentes enfermos es algo así como: Oye, el cáncer apesta, ¿no? Sí, apesta, ja. Sí, apesta. Morir apesta, ¿no? Sí, apesta. Y ese chiste se repite una y otra vez. Hazel parece estar tan aburrida de su enfermedad que necesita que un chico “muy sexy” le haga caso para que su vida vuelva a servir para algo (porque fuera de eso está mimada hasta en el baño). ¿Por qué siempre se necesita incluir una relación amorosa en esta clase de tramas? Porque necesitamos que el poster de la película se vea bien, por eso.

Las familias dicen estar muy afectadas, pero sus sentimientos sólo saltan de la felicidad a la tristeza sin pasar por etapas más humanas como la negación o la desesperación. El cáncer aquí no es algo terrible, no involucra dolor o desmoronamiento, es sólo un sustantivo al que se le puede dar libre uso. ¿De verdad le sorprende que las niñas se disfracen a la ligera de Hazel? Lo que resalta en esta historia es la genérica trama de amor, la parte “dulce” de la historia, no la lucha contra la enfermedad, sus efectos, la tragedia que desarrolla. Hazel se puede dar el tiempo para reflexionar sobre cómo lo huevos tienen el monopolio del desayuno, pero no parece dispuesta a tomar en serio el impacto de que su vida o la de su novio se estén acabando. La muerte sólo es eso, muerte. Yo no digo que no haya un intento por discutir el tema, pero sí creo que el intento es vago y superficial. Aquellos que no han tenido la versión “bonita” de la enfermedad, aquellos cuyas familias no aceptaron que “muerte es muerte”, son borrados de escena con todo y su dolor, piensen sólo en el “final” que se le da a Peter Van Houten. La familia Lancaster no parece desesperada con una hija que se les muere, y no digo que deban estarlo si ya aceptaron todo con el pasar del tiempo, digo que me gustaría saber cómo superaron todas las otras etapas del “Ahora que vas a morir” y que tal vez eso le daría mayor validez y relevancia a la historia. Se supone que Green escribió el libro con la idea de “humanizar” la perspectiva que se tiene de la enfermedad, pero la actitud que adquieren sus personajes torna la narrativa entre lo ilógico y lo irrelevante. La novela intenta hablar de todo sin decir nada, sin profundizar de manera honesta: “La muerte sucede”, “La vida es hermosa”, “El cáncer es feo”, “La familia es importante”, ¿de verdad eso es algo que necesite trescientas páginas para ser dicho? Dicen que el que mucho abarca poco aprieta, y esto justo lo que pasa con los temas de Green, ninguno tiene la atención que merece.

· Total ausencia de realidad (y coherencia) en la trama en una novela que pretende caracterizarse por ser realista. Dicen algunas reseñas que esta novela es “muy realista”, porque claro, en cuanto matas a alguien las cosas se hacen realistas y terribles. Pero, ¿en qué más le podemos conceder puntos por realismo a esta trama? En cuanto al tema del cáncer, definitivamente no. Veamos los problemas de no-realismo que se tienen que aceptar: Hazel se mantiene viva por una droga mágica e imaginaria, su tipo de cáncer ni siquiera existe, y, lo que considero más importante, su situación económica nunca es un problema. La única ocasión en que la economía de la familia Lancaster representa un problema es cuando Hazel quiere ir a Ámsterdam a conocer a su escritor favorito y la respuesta es “no tenemos dinero para eso”. Para lo que sí hay dinero es para dosis diarias del imaginario Phalanxifor, tanques de oxígeno, un BiPAP, y todo un equipo médico al pendiente del caso, cabe señalar que sólo uno de sus padres trabaja y que a esto le tenemos que agregar gastos diarios como lo son la comida, la gasolina, luz, agua y gas. Por mucho que nos guste idealizar al sistema de Estados Unidos, una cosa es cierta: su sistema de salud pública es virtualmente inexistente. La política del país le tiene un miedo patológico a cualquier atisbo de comunismo, y dar un servicio igualitario de salud cuenta como eso. ¿Por qué creen que Obama ha encontrado tantos obstáculos durante su gobierno? La mitad del tiempo está espiando a otros países y la otra mitad está luchando por intentar mejorar muchos servicios básicos que el Congreso no deja de rechazar. John Green pretende convencerme de que estos dos muchachos pueden entrar y salir de Urgencias como si las cuentas se pagasen solas. No se menciona ninguna organización que financie gastos médicos, y no creo que ningún seguro privado quiera respaldar el caso de una niña que se va a morir de todas formas. Si lo que se busca es humanizar la enfermedad, ¿por qué no presentar un problema tan humano como es el económico?, ¿por qué no enfrentar a los lectores con la cruda realidad de la vida y el sistema gubernamental? Más aún, ¿por qué no buscar un medicamento verdadero, lleno de fallas y efectos secundarios que destruyen el estómago, en lugar de crear una droga milagrosa que no tiene consecuencia? Porque si Hazel sufre entonces ya no sería encantadora, ya no sería perfecta, no podría recitar a Eliot. Si Hazel sufre no puede pasearse con Augustus, y entonces nadie quiere terminar el libro.

· Chantaje emocional. Se supone que Hazel y Augustus son sumamente entrañables y que todos nos encariñamos con ellos a los treinta segundos de conocerlos. ¿Cómo se supone que se logra esto? Nada en sus palabras alcanza a crear un verdadero vínculo con el lector porque nada nos dice algo acerca de ellos. Estos personajes están hechos para ser amados de manera automática no por su personalidad, que como ya vimos es meramente genérica, sino por su enfermedad, sino por su destino: van a morir, saben que van a morir y lo aceptan ¡qué valientes! ¿No se supone que es ése es el cliché del que el libro quiere escapar?, la frialdad con la que aceptan sus días, ¿no los hace menos humanos? El lector está comprometido a quererlos, de lo contrario no tiene corazón. Está comprometido a llorar con la elegía de Hazel acerca de “qué pequeño es el infinito” porque de no ser así no somos conscientes de la fragilidad de la vida y la cercanía de la muerte. El libro está diseñado para que “llores y grites y te rías”, pero nadie hace mención de que un libro te comprometa a sentirte mal. El que una novela logre arrancarte lágrimas con recursos tan baratos como los son “el amor de mi vida se está muriendo” o “no quiero ver un mundo sin él” no la vuelve buena, pero sí te vuelve mal lector, porque significa que no puedes, o no quieres, establecer una distancia crítica en la cual no se te obligue a sentir algo. ¿De verdad somos tan maleables?, ¿acaso sólo tenemos dos estados de ánimo, triste y feliz, y nos movemos entre uno y otro a la menor provocación?, si Green dice “rana” ¿ustedes lloran o saltan?

Voy a concederle un punto positivo a Green: redacta bien. Sabe utilizar las comas. No le teme a las oraciones subordinadas. Es todo.

Ya sé lo que me van a decir ahora, que “por lo menos están leyendo” o que “estos libros son formativos y así”. Analicemos brevemente tan mediocres afirmaciones: sí, si están leyendo; sí, probablemente continuarán leyendo; y sí, les haríamos un favor a estos lectores jóvenes si les sacáramos los ojos antes de que continúen esta terrible ruta de lecturas. Lo que me aterra de que la gente se interese en libros de esta clase es la ruta que sus lecturas están tomando: cursilerías como estas los están enviando a los brazos abiertos de autores como Nicholas Sparks, Federico Moccia, K. A. Tucker, y Shana Norris (entre muchos otros). Autores de novela rosa, de prosa mediocre y descripción lastimera; autores que producen libros que se acercan más a una telenovela que a un libro de verdad. Yo creo que una historia así alcanza para mucho, si no lo creen pregúntenle a Kyoichi Katayama (porque sí, también creo que esto es un robo descarado y mal hecho de Un grito de amor desde el centro del mundo). Green supone entablar una discusión con Shakespeare en el momento en que asegura que el error está “en las estrellas y no en nosotros” (mientras que el Bardo dice lo contrario). Podría continuar la crítica señalando los muchos puntos en que esta afirmación es una muestra de evasión y escapismo, pero me conformo con declarar lo siguiente: No John, la falla no está en las estrellas, está en tu maldito libro. ¿Okay?

64 comentarios:

  1. Siempre puedo contar con ustedes para ayudarme a evitar este tipo de libros :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, es necesario conocer por uno mismo. Para eso está el pdf, para evitar comprar.

      Eliminar
    2. No le digas eso, que se nos cae el changarro :P Muchas gracias, Juan, tampoco se trata de que no leas nada de lo que no nos gusta, sólo tratamos de ofrecer análisis interesantes para que ustedes vean defectos o virtudes de los libros con mayor facilidad :)

      Eliminar
    3. Acabo de leer esto y me parece una idiotez esta reseña, porque que a vos no te haya gustado este libro, no significa que sea malo. La verdad es que cada uno tiene su punto de vista, pero el 90% de las criticas de este libro y película fueron positivas

      Eliminar
    4. ¿Y si te dijera que el 90% de los reseñistas tienen intereses económicos? Además, si hemos de llevar tu relativismo baboso hasta sus últimas consecuencias, el que a ti o a 9999999 reseñistas les haya parecido bueno tampoco significa nada. Para la próxima trata de armar un argumento real sobre la valía del libro antes de venir a despotricar.

      Eliminar
    5. Anónimo: ¿El 90%? Jajaja, ¿y me podrías decir qué tipo de personas fueron ese 90%? Puras chavitas que intentando entrar al mundo de la literatura o aparentando que les gusta la lectura caen en esta mediocridad de libros.
      No te quedes con tan poco. Seguro eres de esas personas que defienden a Paulo Coelho.

      Eliminar
  2. Me parece que has hecho un análisis muy objetivo de la novela, y a ser franca, concuerdo contigo, no basta con leer, sino que hay que encaminarse a lecturas valiosas.

    ResponderEliminar
  3. Excelente tu crítica, muy buen trabajo, deberías hacer más trabajos así. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en eso, tenemos algunas muy trabajadas, pero la mayoría son reseñas personales que no buscan criticar sino recomendar. Por desgracia esto no es algo que recomendaría ni a mi peor enemigo.

      Saludos

      Eliminar
  4. Definitivamente, la mejor reseña que he leído de este libro. Me alegra saber que no soy la única que no lloré ni me entraron instintos suicidas al leerlo. Y el punto de "chantaje" se me hace el mejor, porque al terminarlo me dije: Vale, no me encariñé con ninguno de los dos. ¿Me hace mala persona?
    Definitivamente, seguiré leyendo sus reseñas ;)

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, no puedo creer que este haya sido uno de los libros más vendidos en la feria del libro en Bogotá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También aquí, en la Feria del Palacio de Minería :(

      Eliminar
    2. Igual aquí en la FIL Guadalajara. (:()

      Eliminar
  6. Excelente reseña, por suerte al escuchar una charla de unos compañeros sobre el libro automáticamente lo saqué de la lista.

    Gracias, "hay un tiempo limitado y muchos libros" (broma).

    ResponderEliminar
  7. Hola, primero que nada, gracias por tu reseña. En segundo lugar, me pregunto si leíste el libro en realidad, si fue una lectura rápida o una de las que solemos hacer cuando queremos realmente entender. Estoy en desacuerdo con los comentarios que caratulan tu trabajo como "un análisis objetivo". Primero, porque la objetividad no existe, y segundo, porque lo más cerca que se puede estar de ella es no emitiendo opiniones tan personales del tipo "todo me parece una maldita mierda salvo Bretón y Molière" (estoy utilizando el recurso del hipérbole, no lo tomes literal).
    Justamente el año pasado en historia social y cultural de la literatura vi la Poética de Aristóteles, por lo cual estoy familiarizada con el término "hamartía". Creo que tomaste el término "hamartía" como un término excesivamente literal. La literatura está plagada de comparaciones que no se toman de forma literal (aunque sea en sí una contradicción, porque todo lo que está escrito resulta literal), me refiero a que John Green quiso trazar un paralelo entre la hamartía del héroe trágico del género "tragedia" (la hamartia es, digamos, un error que comete el personaje de las tragedias -siempre es un heroe- que se equivoca en determinada situación, y lo lleva a cometer un error fatal en su camino a hacer lo correcto. En el caso de, por ejemplo, "Antígona" por este error fatal, muchos personajes terminaron muertos. Es decir, John Green quiso plasmar este estilo de hamartía: ellos tienen cáncer, son los héroes del libro. No pueden sobrevivir a él, es un efecto colateral de tener cáncer: morirse. Yo entendí su punto, aparentemente algunos lectores no (o tal vez lo interpretaron de otra forma, como lo hiciste vos, y me parece bien, cada lector es una interpretación)
    Eso por una parte, en segundo lugar, se critica "la metáfora" de Gus. Por desgracia, creo que no tenes muy en claro lo que es una metáfora, ni siquiera qué uso darle (no quiero sonar como una pedante miserable, entende también que por este medio es imposible reproducir el tono de voz y puede que tomes esto como una agresión). **sigue abajo**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, yo no escribí la reseña, por lo que no voy a responder a todos tus puntos; quizá la reseñista venga mañana, pero por lo pronto lo que dices sobre la hamartía no tiene ni pies ni cabeza. ¿Tener cáncer es un "error"? ¿Es incorrecto? No, sólo es un defecto, pero no implica falta de información. ¿Qué es para ti un "estilo" de hamartia? La hamartia es o no es, y consiste en un autoconocimiento incompleto o una mala lectura de la situación. Nada de esto ocurre en The Fault in Our Stars, sólo hay una reducción del significado del término a dos palabritas vagas e incompletas, lo que implica descomposición. Los términos precisos o se toman literal o no se toman, no puedes ir por ahí interpretando cosas a lo laxo.

      Por lo demás, yo también estoy en cierto desacuerdo con quienes han dicho que la reseña es objetiva, aunque se aprecia el halago. Nuestras reseñas, de hecho, son descaradamente subjetivas, y no pretendemos otra cosa.

      Qué lástima que te hayas perdido el resto de la reseña, ojalá el futuro te otorgue más paciencia, puedes aprender algo.

      Eliminar
    2. Las lecturas SIEMPRE están sujetas a interpretaciones. Los términos precisos deben tomarse literales a la hora de hacer una transposición, pero cuando se quiere trazar un paralelismo, creeme que cada escritor puede tomar el aire que quiera darle. No, tal vez no me expliqué bien, no quise decir que tener cáncer es un error. Pero no quiero seguir dándole explicaciones a alguien que de forma cínica me dice que ojalá el futuro me otorgue "más paciencia". Creo que no traté a la página con zozobra como para que me respondas de esa forma. Deberías saber que cuando una persona abre un blog, tiene que aceptar que no todos van a venir a besarte los pies en cada cosa que pongas. Me extraña, pensé que estaba dialogando con personas adultas que disfrutan de un debate literario. Y me extraña también que hagas hincapié en un término como "hamartía" cuando ni siquiera tienen en claro qué es una metáfora, o cómo se usa. Tal vez crean en serio que todas las lectoras de Green somos nenas de 12 años que aún no se familiarizan con ciertos conceptos... como ven, están equivocadas.

      Eliminar
    3. Mariana, tienes un problemita. Crees que la gente no entiende lo que dices o no maneja los mismos términos que tú porque eres bien elevada y estudias "teoría literaria". No, yo también la estudio y también tengo mi Aristóteles aquí junto. Si no nos entendemos es porque no usas las palabras como se debe. Tu interpretación de hamartia es simplemente errada. Es como si te digo que "muffin" significa "pan dulce", y luego llego con un polvorón y te digo que es un muffin. Me dirás que no, que un muffin tiene especificaciones, como el capacillo, la forma y la falta de glaseado; a lo que yo te responderé que no, que te lo estás tomando muy literal, que éste, el polvorón, es mi "estilo" de muffin. Así no funcionan las cosas. El resto se lo dejo a la reseñista. Por cierto, zozobra no significa desprecio, nena.

      Eliminar
    4. Jajajaja, lo mejor fue la frase final!!! Ya con eso se "cierra" el caso.

      Eliminar
  8. Y me viene bárbaro, porque justamente estoy estudiando para el parcial de teoría literaria. Metáfora es la traslación del significado de la palabra utilizada, que es sacada de su valor literal o denotativo (cigarrillo = cigarrillo) para emplearla en función de las asociaciones o connotaciones que suscita (cigarrillo = arma asesina). Creo que se entendió mi explicación de "metafora", o no? lo que dijo Gus fue una completa metáfora: "—Los cigarrillos no te matan si no los enciendes —me dijo mientras mi madre se acercaba al bordillo—. Y nunca he encendido ninguno. Mira, es una metáfora: te colocas el arma asesina entre los dientes, pero no le concedes el poder de matarte. " de por sí la palabra “cigarrillo” se convierte en una metáfora cuando se le da el significado de “arma asesina”. Un arma asesina es, en el sentido literal, un revolver, pero no un cigarrillo (a pesar de que en muchos casos provoque cáncer), es decir, con un cigarrillo no puedo ir a apuñalarte ¿entendes?
    El resto de la reseña no la leí (perdón) porque me aburrió e imaginé que todo iba a ser un descargo en contra a la novela (quiero decir, no me molesta que a la gente no le guste) así que me hice a la idea de a lo que iba. Sólo retomé en la frase en la que te quejabas de John Green por haber citado mal la frase de Shakespeare. Pues no sé qué pdf leíste vos o qué versión de libro te compraste, pero en tfios dice claramente “the fault is not in our stars, but in ourselves” (“la culpa no es de las estrellas, sino de nosotros mismos”. Ahora, si te referís al nombre del libro, eso ya es otra cosa, porque nadie más salvo el escritor sabe por qué se le dio ese nombre (el significado puede ir desde chistes internos a cualquier tipo de cosas, que nosotros, los lectores, no sabremos jamás)
    Tampoco estoy de acuerdo en la crítica que hiciste de los escritores que nombraste, pero sobre eso ya hice una entrada en mi propio blog y no tengo ganas de repetir mi postura.
    Sobre el resto no te discuto, porque cada uno tiene su propio cannon de trillado o leído, y que te aburran las historias repetitivas no es un crimen.
    Espero que entiendas mi postura y que no salten chispas por esto.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Mariana. Mi respuesta es larga, porque quiero dejar cosas en claro, por lo que te digo que estará puesta en tres comentarios.

      Lamentó no haber contestado antes, no dispongo de Internet de tiempo completo, así que no puedo dar respuestas con mucha celeridad. Me parece apropiado decirte esto porque puedo notar que no me diste el tiempo para responder a tus preguntas. Quien te contestó, DVX, te dejó en claro que la reseñista no se encontraba, pero aun así decidiste seguir lanzando comentarios. Tataré de darte respuestas breves para que no te aburras, no te preocupes, pero te imploro que leas todo el comentario. (Y si de plano te cansas, pues vete hasta el final).

      Siento mucho que hayas perdido tu tiempo, pero tengo que informarte que SÉ lo que es una metáfora. En realidad, cuando terminé la reseña me preocupó un poco la manera en la que establecí los párrafos con respecto a los del cigarrillo, pero siendo que había mucho más contenido en el texto, no consideré importante rescribir lo ya dicho. Pero sí, sé lo que es una metáfora, sé sus usos, y también conozco el valor literario que tienen. Entonces, permíteme replantear lo que he dicho con respecto al Augustus y su diálogo: en efecto, es una metáfora, una muy patética, burda e irrelevante, pero metáfora a final de cuentas. Si la descarto como ridícula en un primer momento es justamente pos su obviedad e intrascendencia. No tiene relevancia dentro del contexto en el que es dicha y sólo sirve para glorificar al personaje en cuestión. “Pones el arma y no le das poder para que te mate”, dime en qué alimenta eso la narrativa. No era necesario que me la explicaras, de verdad, la pude entender, pero no le concedo mérito y no creo que requiera ningún nivel de análisis para deducirla. Tienes razón al hacerme la observación, pero nada te da derecho a decir que no sé lo que es una metáfora, quizá sería más conveniente si leyeras más reseñas antes de soltar una opinión así, porque vuelves las cosas personales. Pero, aun así, está muy bien tu “planteamiento”, ojalá pases tu parcial.

      Eliminar
    2. Pasando a otro tema, lamento que te sintieses ofendida por lo que se te dijo con respecto a la “hamartia” (que, por cierto, no lleva acento, no es “hamartía”). Pero tengo que decirte que John Green le da un mal uso, por mucho que intentes justificarlo. Sí, es un error fatal, pero ese error SIEMPRE SE DEBE A FALTA DE INFORMACIÓN O A TENER LA INFORMACIÓN EQUIVOCADA. No es que yo esté adaptando el uso, pero la hamartia funciona en contraposición a la hamartema, el error por estupidez, y no puedes intentar modificar los términos o reducirlos para que calcen, lo siento. Me das como ejemplo “Antígona”, dices, y te cito: “En el caso de, por ejemplo, "Antígona" por este error fatal, muchos personajes terminaron muertos”. Inicialmente, no me dices cuál es ese “error fatal”, y creo que tu definición de hamartia la sacaste de Yahoo respuestas. En todo caso, te comento lo siguiente: en el caso de Antígona, ella comete hybris: desmesura u orgullo, viola la ley del estado por soberbia y Creonte comete hamartia, por su culpa mueren su esposa y su hijo, por un error de juicio, POR NO CONTAR CON LA INFORMACIÓN SUFICIENTE. Creonte causa el final de Antígona sin CONOCER que ella es prometida de su hijo Hemon, lo que provoca la muerte de éste y posteriormente la de su esposa. Los debates con respecto a quién es el héroe trágico en esta obra son muchos y no quiero iniciar una discusión que no nos llevará a nada, sólo quiero que seas consciente de que la “hamartia” NO ES SÓLO UN ERROR TRÁGICO, debe haber una falla en el juicio para que suceda y eso es algo que no encuentro en el libro de Green. El término se utiliza en repetidas ocasiones de manera equivocada. Si tienes citas textuales de que esté bien usado, de que sea error de juicio, por favor dame algunos ejemplos para reconsiderar mi postura.

      También me dices, y te cito, que “Sólo retomé en la frase en la que te quejabas de John Green por haber citado mal la frase de Shakespeare. Pues no sé qué pdf leíste vos o qué versión de libro te compraste, pero en tfios dice claramente “the fault is not in our stars, but in ourselves” (“la culpa no es de las estrellas, sino de nosotros mismos”.” En primer lugar, te informo que no leí un PDF, sino que tengo tanto versión impresa del libro de Green como de la obra de Shakespeare. En segundo lugar, te imploro, por favor, QUE LEAS BIEN. Ya que EN NINGÚN MOMENTO ME QUEJE DE QUE GREEN CITARA MAL, sino que dije, y me cito: “Green supone ENTABLAR UNA DISCUSIÓN CON SHAKESPEARE en el momento en que asegura que el error está “en las estrellas y no en nosotros” (mientras QUE EL BARDO DICE LO CONTRARIO)”. Si te fijas, nunca dije que se citara mal, sino que se entabla una discusión poco profunda con un texto pasado: uno dice A y el otro dice B. Nadie dijo nada acerca de una cita mal hecha ni nada parecido. Yo no digo que dicha discusión esté mal, y eso lo sabrías si hubieses leído toda la reseña, cosa que no hiciste. Al citar a Shakespeare y discutir su frase, Green está haciendo uso de la metatextualidad, una de las subdivisiones de la intertextualidad, pero dicha metatextualidad es tan pobre como las metáforas: no se llega a ninguna parte. El título no está ahí sólo porque sí, es parte del paratexto y debe ser justificable por el lector una vez que se ha terminado el libro. Si tú no quieres buscarle razones, y te conformas con decir que “nadie más salvo el escritor sabe por qué se le dio ese nombre”, estás en tu derecho, pero no me reclames por profundizar en el análisis. Por favor, lee las cosas con atención antes de comentar, porque JAMÁS dije que se citara mal a Shakespeare, dije que se entablaba una discusión con su frase, que esa discusión es importante para entender la intertextualidad de la que pretender hacer uso Green, y que me parece una mala reflexión metatextual por escapista e ilógica (además, esos son puntos en los que ya no ahondé).
      ...

      Eliminar
    3. Finalmente, en tu primer comentario me cuestionas, y dices lo siguiente: “me pregunto si leíste el libro en realidad, si fue una lectura rápida o una de las que solemos hacer cuando queremos realmente entender”. Te informo que leí el libro “en realidad”, que tome notas, y que busque recursos extras como entrevistas y reseñas. Ahora, permíteme hacerte yo una pregunta: ¿No te parece incoherente insinuar que yo leí mal el libro y que no quise entender, cuando tú fuiste quien no termino la reseña y aun así comentó? Sería bueno que tuvieras lógica entre lo que dices y lo que haces. Además, pretendes sentirte ofendida cuando alguien te dice que te falta paciencia, y te cito, de “forma cínica me dice que ojalá el futuro me otorgue "más paciencia". Creo que no traté a la página con zozobra como para que me respondas de esa forma”. Pues sí, sí creo que te falta paciencia y que trataste la página con “zozobra”, porque más adelante me dices, de manera descarada que “EL RESTO DE LA RESEÑA NO LA LEÍ (perdón) PORQUE ME ABURRIÓ E IMAGINÉ QUE TODO IBA A SER UN DESCARGO EN CONTRA A LA NOVELA (quiero decir, no me molesta que a la gente no le guste) así que me hice a la idea de a lo que iba”. Si es o no un descargo, eso no te lo voy a decir, ni te lo puedo decir, en realidad. Hice un análisis de cómo la novela funciona en cuanto a caracterización, discurso y trama, pero eso tú no lo sabes, porque “te aburrió”. No, no es algo objetivo, pero nunca tuvo la pretensión de serlo. Te pido por favor que no digas que la gente viene aquí a “besarnos los pies”, porque estás siendo peyorativa con personas que por lo menos terminaron de leer la reseña y sintieron que había bases para darme la razón, o que iniciaron una verdadera discusión con TODO lo que leyeron. ¿Cómo pretendes tú que entablemos una discusión de verdad, o como dices tú, y te cito, “pensé que estaba dialogando con personas adultas que disfrutan de un debate literario” cuando ni siquiera te tomaste el tiempo de leer lo escrito?, ¿te parece muy adulto dejar las cosas a la mitad y opinar de todas formas? Peor aún, leíste la introducción y la conclusión y con eso te sientes en plena libertad de juzgar. ¿Sabes algo? El libro me aburrió en la página treinta y aun así lo leí con atención Y RESPETO, cosa que tú no pudiste hacer con un escrito que no tiene más de diez páginas. No me “saltan chispas” por tu postura, sino por tu descaro. Considero insultante que cuestiones algo que no leíste, y que pretendas iniciar un debate con sólo haber leído cuatro párrafos a lo mucho.

      Con respecto a lo que dices de no estar de acuerdo con lo que digo sobre Sparks o Moccia, te informo que si quieres poner el tema a discusión eres tú la responsable de soltar los puntos, yo no tengo que ir a buscar tu postura a “tu blog”.

      Así que, en resumidas cuentas: sé que es una metáfora y la de Green me parece ridícula, pedante e irrelevante; la “hamartia” no va a modificar su significado mágicamente sólo porque tú lo quieres así, NADIE dijo que se citara mal a Shakespeare; si vas a opinar sobre algo, por lo menos lee las cosas completas, el texto es rico en puntos para discusión y si te interesa la literatura te debería interesar la polifonía de Bakhtin, la intertextualidad de Genette, y muchos otros puntos que no te dignaste a leer. Espero que tengas el tiempo como para leer todo esto y pensar las cosas mejor y, sobre todo, tener más coherencia con lo que dices y haces. No me saltan chispas con tu postura, tu postura es muy pero muy tuya, y si la quieres defender sin argumentos o con vaguedades estás en tu derecho, pero no vuelvas a hacer eso de querer “imaginar” lo que va después, porque es un insulto para quien se esforzó haciendo la reseña. Bien pude haber dejado tus comentarios sin respuesta porque me aburrieron, me parecieron incoherentes y mal argumentados, pero no lo hice y traté de responderte de manera clara. Intenta hacer lo mismo en el futuro si es que quieres respeto en cuanto a tu posición.

      Saludos.

      Eliminar
  9. ^-^ Leí el libro y debo admitir que me enganchó... concuerdo con ud en que el autor tiene buena redacción y quisiera pensar que por eso no me había detenido a meditar en tal cantidad de "detalles" que convierten al libro uno más del montón. Me gustó muchísimo su reseña!! Me ha hecho abrir los ojos ;) le agradezco por ello. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que la reseña te sirviese. No creo tener razón universal, y sí creo que es una lectura que entretiene un buen rato, pero si hice algo tan meticuloso fue con el objetivo de demostrar que es literatura muy básica y que no es conveniente engrandecerla tanto. No creo que los best-sellers sean malos sólo porque sí, pero creo que están produciendo lectores poco productivos. Tenemos muchas reseñas sobre libros mejores, ojalá te intereses por alguno.
      Saludos y gracias por comentar
      C:

      Eliminar
  10. Igual no tenía ganas de leer esta novela. Y sí, tiene toda la pinta de ser una lectura emocionalmente chantajista y cliché solo con leer la trama (lo que hice hace semanas, sin siquiera imaginarme que me toparía con una crítica como ésta). ¿Pareja con cáncer que no tendrá un para siempre y por eso vivirán sus pocos días lo más trascendentalmente posible, incluso si eso significa vivir como si nada? Ya visto en Restless (del 2011) o My sister's keeper, y estoy segura, en muchas más obras. Igual me parece curioso que la película tenga buena recepción crítica (hasta donde sé).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he revisado mas que un par de críticas de la película y en ambas me he encontrado con que le dicen que está muy prefabricada, que todo parece de cartón (la trama, las actuaciones). La verdad es que si no te interesa mucho el drama trágico adolescente, que creo que es está volviendo un género, lo mejor que puedes hacer es buscar otras opciones de lectura. Ahora, si te interesase libros relacionados con el tema del amor/cáncer, te recomiendo Un grito de amor desde el centro del mundo, o si tienes la posibilidad de leer en inglés podrías buscar Written On The Body, de Jeanette Winterson (su gran problema es que no hay traducción disponible y si te interesa te mando el PDF por correo). En todos hay parejas, uno de los individuos tiene cáncer, pero su contenido es, a mi gusto, maravilloso, o por lo menos mucho mejor.

      Gracias por comentar.
      Saludos C:

      Eliminar
  11. hola, gracias por tu critica, me pareció buena, tomaste muchos temas que considero importantes (antes he de admitir que no estudie letras ni tuve una formación en la literatura, sólo la burda enseñanza de la escuela secundaria y medio superior) he tratado de ser objetivo en la novela por muchas razones una me la recomendó una amiga a la que estimo mucho y todos hablan de interminable amor de los protagonistas, considero que la idea general es buena, pero le falta desarrollarse profundizar en los personajes, en los puntos de vista de los personajes (que por cierto ceden fácilmente a los que dicen Hazel) tiene muchos elementos el escritor pero creo que ninguno cuajo quedaron muy simples y es que lo importante no es caer en la reflexión en la interminables paginas donde se analizan los sentimientos de los personajes o las acciones que estos realizan así que dejémonos llevar por varios diálogos divertidos e "ingeniosos", (por ejemplo las reflexiones en cuento a materia de amor Ana Karenina es genial). El tema del cáncer y medicamentos, es bueno que toques este tema por que es muy superficial y fantasioso (yo tengo una carrera en el área de la salud) yo pude escribir mejores cosas con mis conocimientos limitados en cuanto a cáncer, y hacer mejores reflexiones ha cerca del duelo y las distintas etapas, este señor (por oí que investigo por diez años para hacer esta novela) nos sale con sus cosas que invento (medicamentos, síntomas) no profundizar en el cáncer es un recurso que desperdicio enormemente, lo económico no memes (perdón por la expresión) mantener un enfermo terminal (de lo que sea) deja a una familia acomodada en la calle. Las familias felices son todas iguales cada familia infeliz es infeliz a su manera es algo que pudo aprovechar el autor al formar las familias de los protagonistas (porque los padres de ambos son iguales). Otra cosa que note es que después de algún acontecimiento fatal, malo etc. es seguido de inmediato algo que libere esa sensación de tristeza o rabia, ya sea con alguna demostración de amor o sarcasmo. el okay? okay desde mi punto de vista es algo que el escritor hizo para que las parejas jóvenes (los lectores que se sienten identificados con la historia y quieran copiar algo de ellos) es perfecto para satisfacer su fetichismo de los lectores. Sólo me queda decir gracias, porque pude ver algunas cosas que no vi y otras en las que me ayudaste a darles forma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. gracias por comentar.

      Sobre lo que dices de los diálogos "felices", es un recurso usado en la tragedia, se llama "comic relief" y tiene como objetivo bajar la tensión, pero tienes muchas razón, Green abusa y no parece tomarse en serio su escritura. Sobre lo de las invenciones de enfermedades y medicinas, el mismo dice que se inventó la medicina de Hazel porque "le gustaría que existiera", pero eso rompe con toda la motivación social que pudo haber querido tener. Además, como estamos de acuerdo, lo del dinero no se justifica, si tan sólo una gripe puede acabar con el presupuesto de la semana, no me imagino lo que logre un paciente terminal de cáncer.
      Ana Karenina es uno de mis libros predilectos, tenemos una reseña por ahí si te interesa. Considero que una página de Tolstoi dice mucho más sobre el amor que toda esta novela. Yo creo que no está mal que la gente la considere entretenida y que la quiera leer por curiosidad, pero sí creo que es necesario que muchas cosas se pongan en evidencia para evitar darle un valor literario que no tiene.
      Es un libro simple porque está pensado para un público simple, es cierto, pero ese público pretende que todos le demos mérito a esa simpleza y eso es algo con lo que no puedo.
      Ojalá nos compartas más lecturas que te interesen, y si quieres algo relacionado con el tema del cáncer, te recomiendo Un grito de amor desde el centro del mundo.
      Saludos C:

      Eliminar
    2. Hola. Gracias por tomarte la molestia de contestar, gracias por decirme lo de "comic relief", ¿a lo de bajar la tensión por qué? porque según él de esa forma no crea lastima lastima a los personajes, pero lo cierto es que aquí también los niños bonitos también sufren y se interesan en las niñas que sufren y son ignoradas por todo mundo, recuerdo un dialogo en que decían Hazel me gusta cuando hablas en términos medico, términos médicos esa sencillez, puff, como dije tengo una preparación formal en el área de la salud y eso no me sorprende, Patricia Cornwell me sorprendió un poco mas en términos médicos.
      De Ana Karenina decir que lo entendí por completo seria mentir, considero que necesito releerlo, pero creo que pude apreciar muchas cosas de esa novela, gracias por lo de la reseña hoy la voy a leer ayer leí otras reseñas que tenia por ahí e hice comentarios en ellas.
      Otra cosa lo que publicaste sobre los grupos en Facebook de que se salieron de uno de ellos ¿De casualidad no será ECDLP?. Por que a mi vetaron de ese, había cosas muy buenas, aprendí mucho de él, pero como fueron las cosas, no aceptan las criticas malas porque de inmediato se sienten ofendidos, se olvidan de algo que es la calidad literaria, aunque a muchos se ofendían cuando criticaban a tal o cual autor/libro.
      Espero leer mas de ustedes en el futuro y si hay alguna reseña que me gustaría ver es de Battle Royal, la saga de Azteca, Tokio blues, y Deepack Choparc (como se llame ese nefasto escritor).

      Eliminar
    3. Justamente estoy en proceso de releer Tokio Blues, espero que la reseña salga antes de terminar el mes.

      Eliminar
    4. Gracias, esperare con ansias tu critica, reseña l que escribas.

      Eliminar
  12. Hola, me tomé el tiempo de leer la crítica e incluso ciertos comentarios. Soy de la que acepta todo tipo de críticas, no te daré mi punto de vista o mi opinión con respecto a la novela, porque no es necesario, solo diré que me gustó tu crítica. Hay cosas en las que concuerdo contigo Es un tanto imparcial, si, pero hay cosas en la reseña que no hay que criticar o juzgar; en mi opinión es que a veces al hacer estas reseñas, no sólo es de saber leer el libro y de literatura, sino de interesarse por el escritor aunque el libro no te haya gustado. Hay partes en tu reseña, que John Green dejó en claro, la novela no es realista en ningún momento, eso del realismo lo catalogaron los fandom, La medicina mágica de Hazel, su metástasis y todo eso, es inventado es pura imaginación, aunque no esta bien estructurado. Por otra parte, él se había tardado 10 años escribiendo esta novela, lo cual siempre lo hace con sus libros, pero este fue escrito por las experiencias que obtuvo trabajando en un hospital. En general, puedo decir que John Green, como crítico literario que es, suele hacer críticas o aclaraciones de sus propios libros, ya que esta consciente que los libros de hoy en día suelen ser para fines comerciales y de que tiene muchos seguidores, porque la mayoria de sus libros han sido muy leído, es bueno que lo tomes en cuenta, con todo esto no cuestiono tu reseña, como lo dije anteriormente es buena, pero considerar al escritor no estaría mal. Después de todo las reseñas se basan por gustos, si te gustó, hablaras maravillas del libro, sino lo fue, será lo contrario.
    Gracias por la reseña, habían ciertas cosas de las que no me había dado cuenta. Me gustaría que hicieras una reseña de Grandes Esperanzas de Charles Dickens, o Lo que el viento se llevo de Margaret Mitche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no sé si hayas pasado por nuestra página de FB antes de llegar aquí, porque alguien dijo algo parecido sobre el realismo de la novela allá, y aclaré (ya que, si bien yo no escribí la reseña sí contribuí a ella) que tenemos claro que es más culpa del fandom que de Green, aunque no lo exime de toda culpa. Fuera de eso, Grandes esperanzas lo tengo aquí en mi librero y la reseñista de este libro ha leído Gone with the Wind, así que puedes esperar esas reseñas en un futuro. Saludos :)

      Eliminar
    2. No, no he sabido de su página en Facebook, pero si es así concordé con esa persona. Por otra parte, con gusto esperaré las reseñas, es bueno saber el punto de vista de otros. Saludos igualmente (:

      Eliminar
  13. Finalmente he encontrado una reseña que es muy acertada con respecto a todos los aspectos que presenta el libro.

    Yo me lo leí porque me deje influenciar por los comentarios de otros, quienes decían "Este es el mejor libro que existe", "Si no lees Bajo la Misma estrella no eres nadie", para ser honesta leí el libro apoyándome en el primer comentario, ya que me dije a mi misma "Si todos lo aman, quizá yo también lo haga; o si todos dicen que es el mejor libro tengo que leerlo para ver que tal es".

    Pues me leí el libro y no me gusto nada y me preocupe al principio porque no llore, no reí, no sentí nada, ya que es una historia que no me transmitió ningún sentimiento ni emoción porque nunca llegue a conectarme con la historia, como tu dices hay demasiadas cosas que son como un relleno para que A pueda llegar a B.

    Gracias por compartir esta grandiosa reseña y hacerle llegar a las personas la realidad sobre esta historia.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes.
      Inicialmente te debo decir que no es que no me haya gustado y eso sea todo. La reseña no son puntos que "no encontré acertados" y ya, son puntos básicos en un análisis literario. No es como si hubiera seleccionado sólo lo que me acomodaba, tome en cuenta casi todo lo que pude ver, bueno o malo, la crítica nació ha medida en que investigaba, buscaba ejemplos y razonaba. Sí he leído otras reseñas, muchas otras, el problema es que la gran mayoría me parecieron vagas, debido a la falta de ejemplos y de puntos teóricos. Cuando me gusta un libro trato de apoyarlo con teoría, no sólo con "me parece maravilloso porque yo y yo y yo", que es lo que hacen muchas de las reseñas a las que te refieres. Si eso no te agrada es tu asunto, pero por favor no reduzcas lo que hice aquí a un simple estado de ánimo mío.

      Ahora dime, ¿qué importa que lo hubieses leído antes de que fuera moda? Su estado actual en cuanto a popularidad no afecta lo que ya está escrito. Si te gustó mucho, adelante. Yo no descalifico que a la gente le guste este libro, descalifico el mérito glorificado que se le da. Es un buen libro para pasar el rato, pero cuestiono su calidad.

      Ahora bien, no creo que entiendas lo que dije, porque nunca hablé de 1.No leerlo, 2. Tampoco dije "No es un verdadero libro". Lo que yo dije es que me aterra esta clase de libros porque están lanzando a muchos de sus lectores a los brazos de autores aún más mediocres, "que producen libros que se acercan más a una telenovela que a un libro de verdad". No hablaba de Green, por favor revisa las oraciones anteriores. No dije que pareciera una telenovela.

      Finalmente, la oración "cada quien lee lo que le gusta" es muy cierta, pero también muy conformista. Yo no le quiero negar el placer de la lectura a las personas, pero si puedo intervenir y encarrilar ese placer a cosas mejores no voy a perder oportunidad de hacerlo. Piensa bien tus últimas palabras, "Mientras disfrutes lo que lees eres un buen lector", porque eso no es verdad. Un buen lector desarrolla un pensamiento lo crítico, leer no es sólo pasar los ojos por las páginas y pretender que ya está hecho todo el trabajo.Si no consideras bien lo que estás leyendo, si no eres cuidadoso con lo que estás haciendo, ¿de verdad puedes ser bueno en eso?

      Eliminar
  15. Hola, desde que empecé a leer este espacio (de eso hace años tal vez) yo he logrado comprender cosas que antes no comprendía (gracias a ustedes), no he leído el libro, pero he leído en mi vida muchos de esos libros que suelen llamar ustedes como "de gente que lee muuuchhoo" y no me molesta ese término, se que es verdad, porque creo que hay una diferencia enorme entre un simple libro comercial y uno que pueda ser considerado como verdadera literatura (o así lo considero yo, alguien cuyo estudio esta lleno de números y fórmulas y no de propiamente in estudio de letras).

    Me gustó la entrada, a mi me agrada que haya subjetividad en sus críticas, pero me gusta mas porque es subjetividad fundamentada, la verdad yo no vengo aquí a ver si les gusta o no les gusta un libro para convencerme de odiarlo o no, pero si vengo a aprender sobre las cosas buenas y malas que yo no podría entender de otra forma y claro si me nace la curiosidad leo el libro y lo busco. Pero a pesar de haber leído aquí de libros que consideran como malos, yo he leído algunos de esos después, tampoco odio ese tipo de libros, solo los leo a veces como a veces como una bolsa de papas fritas pero no para alimentarme y vivir de ello y es de entenderse que muchas personas lean cosas así porque muchas veces no les interesa darse el tiempo para nada mas, no quieren hacerse preguntas mas profundas o solamente es lo único que conocen.

    Una vez escribieron (no recuerdo quien de los dos) que es mentira que siempre puedes sacar algo bueno de un libro (no de libros como este, por ejemplo), o algo así, la verdad no lo recuerdo bien pero lo que quiero decir es que a veces, solo a veces libros así acercan a la gente a la lectura y de ahí tal vez puedan brincar a cosas mejores, y lo digo porque mi interés por leer inició con un libro así (y ahora puedo decir que me "avergüenzo" de si quiera haber creído que eso era bueno), pero si he aprendido a buscar cosas mejores en parte es porque lo he ganado al ir leyendo libros de verdad y otra parte por lo que he aprendido aquí.

    Ya se, que nada de lo que estoy escribiendo parece conectado entre si y por eso me abstengo casi siempre de escribir, pero lo está para mi; creo entender lo molesto que ha de ser para ustedes (que leen decenas o cientos de libros al año) escuchar a cualquiera creerse un literario solo por leer los bestseller del super (si, se supone que trato de decir algo agradable).

    Me gusta aprender sobre las fallas pero me gusta mas saber y leer sobre las cosas que los autores hacen bien, y realmente aunque sus entradas siempre sean muy constructivas (al menos para mi) yo disfruto mas leyendo sus críticas de los libros que consideran que valen la pena ser leídos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo veo así todo, tal vez no suene como debía, no digo que los libros comerciales (como aparentemente es este) sea algo que considere literatura; sino lo opuesto, a veces he leído libros basura, pero tengo que claro que jamás trascendieron de ser solo comida rápida.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Una ocasión un escritor dijo que después de leer por varios años libros cada vez mejores te da miedo releer tus primeros libros que te parecieron brillantes y que ahora ya no te parezcan tan brillante, yo desafortunadamente empecé con el pie izquierdo en la literatura, ¿por qué? me hacían leer libros de superación personal como los de Og Mandino, El secreto, Deepack Choopar y cosas así y yo creo que eso era buena literatura, me dejaba llevar por títulos "llamativos e interesantes", afortunadamente tuve un amigo que puso en el buen camino, y recuerdo sus sabias palabras "leer libros de superación personal dicen lo mismo todos, hay que leer de filosofía, política, cosas que nos enseñen algo, que te hagan pensar" este es un libro que pudo dar para mucho, pero termino siendo algo mediocre, hay quienes dicen que se tiene que lee de todo sea bueno o sea malo para generar un criterio literario, lo apoyo pero hay un problema, no puedo perder el tiempo en leer cualquier cosa, tenemos muy poco y mucho que leer. Confió en que el tiempo sabrá donde ponerlo.

      Eliminar
  16. ... Y a compañeritas mías les ha empezado a gustar.

    ResponderEliminar
  17. Antes de hacer una "critica" acerca de la obra de un escritor profesional (cosa que tu no eres) aprende a utilizar los acentos, antes de divulgar a cientos de personas tu "heroica" "critica" acerca de este libro aprende gramática y asentuación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy una completa ignorante de ortografía y gramática es por eso que no ando por el mundo haciendo reseñas y mostrándolas al público, deberías hacer lo mismo o de plano toma unas clases de ortografía si es que quieres seguir haciendo tu "trabajito"

      Eliminar
    2. Mira, pendejit@, antes de venir a criticar "asentuación" ve aprendiendo a leer y tómate una clasesita sobre lo que son las falacias. ¿Autor profesional? Por Dios, ¿qué es eso? El idiota que escribió El esclavo también es un autor profesional, como lo son Coelho y Yordi Rosado. ¿Sabes quienes no eran profesionales? John Kennedy Toole y Frank McCourt, ahí te los encargo. ¿Crees que eso nos importa? Tenemos 20 años, idiota, por supuesto que no somos autores publicados y famosos, pero regresa en unos años, cuando nosotrs hayamos hecho algo grande con base en nuestros "trabajitos" y tú sigas sin poder salir del marasmo mental de defender bestsellers en el internet como escuincle nalgasmeadas, y entonces trata de humillarnos porque se nos pasó un pinche acento. Saluditos. Para la próxima búscate un argumento, los dan gratis por ahí y no hacen daño.

      Eliminar
    3. Disculpa si no sé "asentuar" correctamente, supongo que no estoy a tu nivel. Ahora bien, yo creo que no haces nada porque realmente no tienes nada que decir u opinar. Desafortunadamente para ti, nosotros sí tenemos algo que decir, y si te dan celos porque este espacio recibe la atención que tu no obtienes, por estar completamente vacía, te recomendaría que metas tu cabeza al horno, todos te darán atención, por lo menos para enterrarte antes de que comiences a apestar.

      Eliminar
    4. Por favor, amo sus reseñas , pero POR FAVOR, escriban "tildes", no acentos. Porque toda palabra es acentuada, pero no todas llevan tildes. La tilde o el acento gráfico, se marca en determinadas situaciones (las reglas ortográficas que a todos nos enseñaron en primaria). Y en tanto al comentario del anónimo, le respondieron con perfección y nada puedo yo agregar jajaja

      Eliminar
  18. Misha y DVX están en estado de gracia. La respuesta a Mariana es de las cosas más grandes que he visto en internet. Qué grandes, chicos.

    De la reseña, nada qué decir, impecable.

    Sólo me queda agregar algo que es a título personal y evidentemente muy íntimo: Cuando terminé de leerlo me dieron ganas de vomitar y una sensación de hastío por la forma tan ridícula de tratar una enfermedad que genera tanto dolor. El cáncer es una fuerza devastadora que deja un erial durante y después de que la persona que lo padece muere. Cuando murió mi madre, mi familia se desmoronó y entró en una depresión casi insalvable. A mí me ha parecido un ejercicio de cinismo por parte de Green.

    PD.- Por favor, deberían ponerle un alto a los tipos (o adolescentes) que usan el "Cuando tú seas escritor publicado (lo de profesional es para miar y no echar gota)...".

    Y ojalá luego hicieran una reseña de alguna obra de David Foster Wallace, más que nada porque se lo pasarían muy bien con el posmodernismo, la intertextualidad (esa herramiente que Vila-Matas subraya como el futuro de la literatura) y el tedio como arma arrojadiza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario y por compartir tu experiencia; yo no sé si llegaría a llamarlo cinismo, pero ciertamente no es una obra muy bien pensada en términos éticos. David Foster Wallace es mi ídolo personal, no dudes que lo reseñemos un día de estos. No lo he hecho hasta ahora porque la obra que he leído entera, Consider the Lobster, es de ensayos, y creo que a la gente le interesa más la ficción. Pero meh, la haré pronto. Y también haremos algunas de Vila-Matas, Misha acaba de leer París no se acaba nunca, y yo de comprar El mal de Montano.

      Muchos saludos.

      Eliminar
    2. El wei que sale en The Office, uno jovencito (desconzoco el nombre, la verdad), hace unos dos años hizo una película basada en "Entrevistas breves con hombres repulsivos". Sobra decir que la película fracasó porque, al menos de lo que llevo leído del depresivo genial, su obra no tiene por dónde entrarle desde lo cinematográfico.

      De Vila-Matas, su Dublinesca me parece muy buena y en general su obra no me aburre nunca.

      Eliminar
    3. Te refieres a Jon Krasinski, me parece. Sí, mi edición de ese libro tiene unas fotos de la película en la contraportada, pero la verdad no se me antoja verla. Basta con leer el primer cuento de ahí para darse cuenta de que su obra va más allá de lo que se puede filmar —por lo menos para alguien que no sea un Kubrick o un Lynch.

      Eliminar
  19. Que maravilloso blog! El primero que me apareció justo cuando voy empezando a ser blogger.
    Muy buena reseña, odio todo ese tipo de 'literatura'.

    ResponderEliminar
  20. Hola, soy Emmet y esta es mi historia: (?)
    Soy un lector selectivo, si las primeras líneas/páginas de un libro me aburren lo dejo sin más; eso si ya tuve razones suficientes para empezarlo, porque hay libros a los que no me acerco ya sea por su género, autor, contexto de su escritura y/o publicación o por pura intuición e inteligencia, como cuando no te acercas a esa persona a la que sabes no debes acercarte o como cuando no vas a esos lugares a los que sabes no debes ir. A veces la tentación es grande porque tienes ganas de leer algo, y entonces haces lo más fácil y agarras lo primero que te encuentras, quizá hasta por ingenua (o ignorante) curiosidad o tal vez presionado por tus amigos como sucede con la iniciación al consumo de drogas; pero después empiezas a leer y sientes esa angustia entre las cejas y te das cuenta de que estás desesperado y has tirado tu tiempo al drenaje con lo que llevas leído, valioso tiempo que jamás recuperarás. Ésta es la segunda vez que digo esto en un comentario sobre literatura en la red y probablemente lo vuelva a decir: LA VIDA ES DEMASIADO VALIOSA COMO PARA LEER BASURA.
    Mi consejo: INVESTIGUEN ANTES DE LEER y si lo que empezaste no te parece lo suficientemente bueno (o simplemente no te está gustando) sólo DÉJALO, así de fácil.
    Uno debe escoger a sus amigos, y uno debe escoger lo que lee con el mismo cuidado, porque estás invirtiendo tu tiempo, que es limitado; tu energía, tu dinero, tu vida. Cada hora que le das a un libro es una hora que le estás negando a todas las demás posibilidades de tu tiempo. Claro que si tu tiempo vale una mierda pues qué más da. Porque ¿qué más podrías hacer con tu tiempo? Perderlo viendo una mala película, escuchando mala música, pasarla con malos amigos, teniendo una mala vida.
    Ya en serio; lector, quiérete más. Ten más autoestima, ve más allá, busca más lejos, no te quedes con lo que te sugieren los medios, las personas a tu alrededor o los escaparates de las librerías. NO TE CONFORMES.
    Yo me abstengo de leer 'bestsellers' salvo contadas excepciones y siempre amenazando con dejarlo a cada página a cada frase, al principio, a la mitad o cuando me dé la gana, y eso incluye a los 'clásicos' e 'imprescindibles' y demás. Si un libro no me llama, no lo leo ni aunque lo haya escrito el mismísimo dios de la literatura. NO LO LEO.
    Hay demasiados libros y tan poco tiempo... En serio. Escoge tus batallas, escoge tus amigos, escoge tus libros. No seas holgazán y busca más o te arrepentirás.

    ResponderEliminar
  21. Me da la impresión de que las personas leen lo que leen porque no encontraron algo mejor, lo que es triste. Aunque es también entendible. Ya que podríamos decir lo mismo de cualquier artículo de consumo. Por ejemplo, en un comentario arriba decían: “…no puedo creer que éste haya sido uno de los libros más vendidos en la feria del libro…” Ahora, si ves el libro como lo que es, un producto, puedes darte cuenta de la dinámica de consumo (o consumismo) de la que es parte. Es como decir: “No puedo creer que ‘el refresco ese negro’ sea el producto más vendido de la tiendita de la esquina”.
    La realidad es que esta clase de publicaciones (el libro que aquí se reseña) son hechas en base a un proyecto de negocio, un negocio cuyo mercado es la masa. Es música pop. No tiene caso que yo me ponga a criticar cada canción de música pop y decir todo lo que está mal en una canción de Britney Spears o Nicki Minaj porque ¡ES POP!; ya todos sabemos lo que es el pop, es música desechable y simple, que no pretende enseñarte el sentido de la vida con letras profundas y críticas ni cuestionar el estatus quo ni nada parecido; su única pretensión es entretener, para vender. La única pretensión de la música pop es que te olvides de tus problemas por 5 minutos. Nada más. Así son estos libros. Leerlos de principio a fin (tendiendo un gusto por la verdadera literatura) es de por sí absurdo, más absurdo aún es todavía hacer ‘un estudio’ exhaustivo (o ligero) de libros como estos, porque no tiene caso. Es una pérdida de tiempo. Todos quienes tenemos un gusto por la literatura sabemos que estos libros son basura, como las canciones de Britney Spears son basura, oh sí que venden, (o vendían). ¿Por qué? Esa es la pregunta. Quizá por la misma razón por la que se hizo esta reseña y no otra (de otro libro (uno menos feo)). (?) Lo basuriento se le ve a metros, en la portada lo puedes ver, en las vitrinas de las librerías junto a más libros basura, en la contraportada, en el lomo. Dios dame fuerza. (?)
    Mientras sigan reseñando este tipo de libros van a tener el mismo tipo de respuestas. Reseñas de libros pésimos = Respuestas de personas con un gusto igual de pésimo defendiendo su elección como lo hacemos todos por instinto o lo que sea. Y respuestas de personas que los elogian por saber lo obvio: es un libro malo.
    Bueno, me despido. Espero que le presten atención a mejores libros. O que me digan en cambio, si es un libro malo, por qué es que tiene un éxito comercial. O por qué simplemente es publicado, que es algo que al menos a mí me sería más ameno de leer.
    Posdata:
    No leí la reseña de principio a fin, como no leí el libro ni lo leeré jamás.
    Además como que soy más de películas y así.
    Ya en neta, la verdad prefiero escribir que leer.
    Por lo mismo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, soy la autora de esta reseña.
      La verdad es que pensaba darte una respuesta larga y concreta, incluso iba a cuestionarte tu comentario sobre la música "pop", pero no vale la pena que lo haga con alguien tan cínico y grosero que tiene el descaro de decir "No leí la reseña de principio a fin", pero aun así siente derecho a comentar. Por desgracia, yo sí leí todo tu absurdo comentario, de principio a fin.
      Voy a dejar tres cosas importantes claras, la primera, antes de decir algo como "Espero que le presten atención a mejores libros", TEN LA DELICADEZA DE ENTRAR AL ÍNDICE Y VER QUÉ SE HA RESEÑADO, no lo tienes que leer, sólo fíjate por favor en la larga selección de libros que hemos recomendado, (pero si eres tan "selectivo" tal vez ninguno te parezca bueno). La segunda, si no te resulta muy largo, puedes leer lo que se ha escrito en "Mes del libro MALO", donde se da una justificación a por qué reseñar esta clase de libros. Esto último se liga con lo tercero y más importante: no elegí leer este libro porque "me ganó la curiosidad", ni porque me falta "autoestima" (lo que sea que eso signifique). Las personas que colaboramos en este Blog estamos muy atentas a lo que sucede en el mundo literario, e investigamos a fondo los fenómenos que ocurren entre los lectores. ¿Por qué? Porque NOS INTERESA EL MUNDO EN EL QUE VIVIMOS Y LO QUE OCURRE EN NUESTRO ENTORNO LITERARIO. Si a ti te basta con encerrarte en ti mismo y fingir que estos libros no están creando significados en quienes leen y no están teniendo un verdadero impacto cultural, ese es muy tu problema. No vengas aquí en una actitud de ente superior que todo lo sabe y que puede recomendarme que la vida en muy corta como para prestar atención a estos libros, porque yo bien podría responderte que la vida es muy corta como para cerrar los ojos, taparse los oídos y dejar la boca abierta. Mi tiempo no vale una mierda, mi conciencia social tampoco.
      Tu opinión es "Si un libro no me llama, no lo leo ni aunque lo haya escrito el mismísimo dios de la literatura. NO LO LEO", y eso no es un delito, pero tampoco es una línea que valga la pena recordar, porque al final delata a una persona con poca paciencia y sin demasiado compromiso. Puedes seguir encerrado en tu torre de marfil, no tengo nada contra eso, pero no vengas aquí en una actitud de inocencia a dar consejos inútiles y hacerme perder el tiempo leyéndolos. Ten la integridad de leer las cosas completas antes de opinar, y si no los vas a hacer, ten el sentido común de no ponerlo al final de tu comentario como si fuera una gracia que hay que aplaudir. Si te arde que las personas en los comentarios nos "elogien" por hacer nuestro trabajo, pues sigue tu propio consejo y NO LEAS LOS COMENTARIOS DE LOS DEMÁS. Si quieres escribir y no leer, adelante, no está mal, pero no ocupes espacio en sitios con verdadero interés por la lectura, o por lo menos no vengas a exhibirte a ellos.

      Eliminar
  22. Comprendo el discurso de querer saber lo que sucede en el mundo literario, y dado que los bestsellers son un fenómeno que afecta a dicho mundo merece la pena echarle un vistazo. Entiendo eso. Leer las razones exactas desde un punto de vista de la estructura del escrito -y no como lector- es muy interesante, la utilización del lenguaje y la perspectiva de quien estudia la literatura.
    Aunque, no sé, simplemente me parece un desperdicio de recursos.
    Y quizá un poco injusto, que se le dé espacio -aún más espacio- a libros que a todas luces son malos, y explicar las razones técnicas de porque lo son, no parece tener ningún objeto, aunque es interesante.
    Leí por encima 'Mes del libro MALO 2.0', y la verdad es que sí me di cuenta de que había más reseñas sobre otros libros, pero siguen siendo libros populares, muy su gusto pues es su blog.
    Comento con mi opinión porque me llama la atención la forma de desglosar los componentes de la obra en cuestión. Tal vez mi opinión sea a tus ojos absurda, descortés, estúpida. Al fin y al cabo es sólo mi opinión, como tu reseña lo es, como tu respuesta a mi comentario también lo es.
    Quizá tu reseña a este libro sea grosera y cínica habiendo tantos buenos libros -poco conocidos- allá afuera, aún así entiendo las razones de usar libros populares en el blog, más no me gusta, estoy en desacuerdo y mi comentario por lo tanto, es en contra.
    Es una de las primeras veces que comento en un blog y agradezco tu sinceridad, Misha.
    Siendo la tuya una crítica desfavorable, es curioso que te enfades por mi comentario desfavorable. Me alegra muncho tu respuesta pues me encanta dialogar.
    Tú expusiste tu punto de vista y tus razones y yo hice lo mismo.
    Gran era en la que vivimos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emmet, yo por mi parte creo que es levemente cierto que los libros reseñados en el blog tienden a ser populares. ¿Sabes por qué? Porque si no nadie entra y nadie comenta. Te recuerdo que tus comentarios en esta página han venido en las reseñas de Bajo la misma estrella y de Grey, y no en reseñas de otro tipo. No sé si te sientas muy irónico leyendo esas reseñas (y hablando en contra de ellas, además), pero el caso es que esas fueron las que llamaron tu atención y en las que hiciste clic. Por lo demás, debes aceptar que hemos reseñado libros que la verdad sólo puedes llamar populares bajo el parámetro de un típico bohemio trasnochado que cree que el verdadero arte está casi casi escrito en servilletas; hablo de libros como Murania, Café cortado, Minor Characters, El diario de Satanás, Written on the Body, Waiting for the Barbarians, A Visit from the Goon Squad o Donde su fuego nunca se apaga, y eso sólo en las primeras tres páginas de mi índice de administrador. No son precisamente manuscritos perdidos del siglo XIII, pero sí son libros con poca audiencia hispana que han merecido (en su mayoría) comentarios positivos de nuestra parte. Y bueno, ya no es necesario que te rasgues las vestiduras, ya no vamos a publicar sobre bestsellers por un tiempo. Espero que la próxima vez que hablemos de una joya escondida o infravalorada también des clic y estés presente en los comentarios, si no quedará (como sospecho) en pura palabrería lo tuyo.

      Eliminar
  23. De verdad creía que era el único que sentía a todos los personajes iguales, no puedes distinguir cuando entra uno al diálogo y cuando el otro.
    Muy buena reseña, sigan con lo suyo.

    ResponderEliminar
  24. Me gusta mucho las reseñas que hacen y me ayudan a poner mas atencion en los libros que leo y disfrutar la literatura con otro enfoque. Recien termine de leer los miserables y la construccion de los personajes y sus discursos y emociones me hace comprender a que te refieres con el simplismo de novelas como bajo la misma estrella. Espero la siguiente reseña, gracias por su trabajo.

    ResponderEliminar
  25. Llego tarde, pero leí el libro completo y no podías describirlo mejor, es una disgusto total, si pudiera hacer una reseña, serian 5 minutos golpeándome a mi mismo con el libro (Cosa que paso cada vez que lo leía).

    Igual hay algo, y es el hecho de que Green no escribe jovenes... parece mas un hombre en sus 30 años tratando de adivinar que esta de moda en sus hijos (y fallando el intento)

    ResponderEliminar
  26. *Aplauso, aplauso, aplauso*.
    Entré aquí gracias a la página de memes literarios, que siempre me sacan una carcajada, y con toda la discusión que generan siempre estos libros "pop" vine esperando mucha grilla (que si hay jaja), pero me encontré con una crítica de la buena, con fundamento, con inteligencia. También admito, y no avergonzada la verdad, que cuando leí este libro, hace muchas primaveras, me encantó... Jajaja, era de estas adolescentes enamorada de Gus Waters que lloró por las injusticias de la vida (vale, eso si me avergüenza un poco). Está clase de libros son los que leía por esa época, hasta me propuse coleccionar los libros de Juanito Verde, damn que desperdicio de dinero u.u, en fin, soy una lectora rara... Al menos en mis inicios, lo digo porqué el primer libro que me leí (sin contar Harry Potter a los 11 años) fue El amor en los tiempos del cólera, luego me pasé a la saga de Crepúsculo, luego 100 años de soledad, luego seguí con todas esas sagas juveniles y mezclaba con Dickens, Tolstoi y Stephen King... Imagínense la revoltura, y todo me encantaba, veía la enorme diferencia, pero ambos tipos de lectura me encantaba... Afortunadamente pasó la adolescencia y mejoró mi criterio antes de que comprara todos los libros de Green ��, después de leer Buscando Alaska y Ciudades de papel comprendí que Bajo la misma estrella fue lo "mejor" que le salió a Juanito, es lo mismo, si no los han leído que afortunados son, no lo hagan , hasta dentro de la comida chatarra hay niveles. Leyendo esos uno se da perfectamente cuenta de que Green no sabe crear personajes diferentes, siempre es el mismo par de protagonistas, solo le cambia los nombres y el lugar de procedencia, los mismos padres "ideales", el mismo grupo de amigos, el mismo libro lleno de frases y frases y frases, nomas de recordarlos se me revuelve el estómago y se me rompe el corazón (por el dinero que me gasté).
    Pero como bien mencionan arriba, de toda lectura se aprende, ahora escojo con mucho cuidado los libros que me voy a comprar, procuro leer varias reseñas antes de blogs confiables jaja, y les digo que me anoto este porque sus reseñas son las más completas que he leído... Siento que mi comentario quedó bien random, así que me voy a otra entrada a buscar mejores libros.
    P. D. También leí Un grito de amor desde el centro del mundo, ojalá la gente me hiciera caso cuando lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  27. Hola! La reseña es taaan acertada. Dios, ese libro era insoportable, al punto que terminé olvidando la mayor parte de su contenido. No tengo mucho más que agregar, pero sí quería decir que si pueden agrandar la letra o buscar otra fuente, tal vez aumentar el interlineado porque realmente se me hace muy difícil de leer. Gracias :D

    ResponderEliminar